martes, 29 de diciembre de 2009

Paul Auster: "Escribir es una manera terrible de vivir"

Imagen Diario ABC.es

Paul Auster, uno de los novelistas más importantes del panorama mundial actual y premio Príncipe de Asturias de las Letras 2006, no dudó ni un momento en viajar hasta León cuando le informaron de que era el galardonado en la IX edición del premio Leteo. Un premio sin dotación económica que supone un reconocimiento, por parte de los escritores que inician su carrera, a aquellos autores consagrados que consideran contribuyen a la renovación literaria del momento. Auster aterrizó el domingo acompañado de su esposa, también escritora, Siri Hustvedt, y recibió el premio, que consiste en una obra del escultor Amancio González, en el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (MUSAC). Después participó en una mesa redonda con el público asistente, en la que actuó como moderador el director del museo, Agustín Pérez Rubio.

En su encuentro con los medios, el escritor originario de Brooklyn se mostró tajante sobre la influencia que la piratería puede ejercer en el mundo de la literatura asegurando que «es un problema generalizado para todos, porque existe esta idea entre los jóvenes de que pueden conseguir todo gratis y no es así». Ante este panorama apostó por un cambio en la educación «para que los jóvenes entiendan que el hecho de crear tiene un precio y que hay que pagar a los artistas, porque, de lo contrario, toda la maquinaria de la creación puede pararse y tiene que haber un límite». A su juicio, la piratería podría afectar a la producción literaria a través de la copia de libros electrónicos.

Además de escritor, Auster ha dirigido películas y escrito guiones, un mundo -el cinematográfico- que asegura le hace «disfrutar» ya que lo puede compartir con más gente y eso le inspira, refresca su espíritu y le llena de nuevas ideas. Un mundo que se diferencia así del literario, que se lleva a cabo completamente en solitario. Para escribir, explica, «te tiene que gustar estar solo y sentirte a gusto con ello». Cuando trabaja, añade, no sabe dónde está ni cuánto tiempo emplea. «Estoy solo pero es como si a la vez desapareciese».

Preguntado sobre qué consejo daría a un joven escritor que se encuentra preocupado por las dificultades que presenta actualmente el mundo de la literatura, su respuesta fue rápida y tajante: «Cuando me preguntan eso yo les recomiendo que no escriban, porque es una manera terrible de vivir» y si se plantean esta pregunta es porque «no tienen por qué escribir, no están dispuestos a implicarse del todo». «Sólo la gente que realmente siente que tiene que escribir no aceptaría este consejo», añadió. Para Auster, los escritores de verdad no se preocupan por el mundo comercial y el mejor ejemplo, a su juicio, es el Grupo Leteo, al que considera «inspirador», «alentador» y ejemplo de futuro para los jóvenes, pues se trata de «un grupo de poetas que trabaja sin preocuparse por el mundo de la producción», afirmó el escritor neoyorquino.


Por Elena Rodríguez. Tomado de ABC. es

2 comentarios:

G. Campos dijo...

qué bello Auster! Un premio merece! que se lka siga chupando!

Anónimo dijo...

Creo que Paul Auster es un sujeto preparado.Que interrumpe ciertas conexiones supuestas entre los genios...dentro de su mundo realiza mas bien nuevas roturas de costumbres literarias..en fin es un nato creador y considero praticularmente que al destruir posturas dotadas de genio él se hace un genio sin que necesite público